Redacción

Ciudad Victoria, 21 de mayo.-El diputado local del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jorge Valdés Vargas, propuso implementar en Tamaulipas la revocación de mandato para Gobernador y Alcaldes.

A través de una iniciativa ingresada al Pleno, el legislador plantea la posibilidad de ampliar los derechos de la ciudadanía tamaulipeca al dotarles la facultad de sujetar a sus representantes a ser removidos de su cargo en caso de que existan elementos que demuestren que el representante ha fallado a la confianza que se depositó en él por medio del voto popular; es decir, instaurar la revocación de mandato a petición popular.

El documento turnado a la Comisión Especial para la Reforma Político-Electoral de Tamaulipas, señala que en una democracia moderna, no se puede sujetar a los ciudadanos a ejercer su derecho de participación política únicamente al día de las elecciones.

“Por el contrario, el derecho de involucrarse en las decisiones políticas de su comunidad de una forma más directa; ello incluye la posibilidad de remover del cargo a aquellos representantes que hayan fallado en el cumplimento de su encargo, lo cual no debe esperar a la conclusión de su periodo y cualquiera que sea su encargo. Desde un ayuntamiento hasta la misma Gubernatura del Estado deben estar sujetos a la voluntad popular”, indica la iniciativa del diputado perredista.

El texto expone que para que se pueda dar un referéndum para revocar el mandato del ejecutivo estatal o de un alcalde, deberá reunir los siguientes requisitos:

Aprobado por el 33.3 por ciento de los integrantes del Congreso del Estado, y los ciudadanos, en un número equivalente a, por lo menos, el 5 por ciento de los inscritos en la lista nominal de electores de la entidad.

Así mismo, continúa la iniciativa, cuando la solicitud de revocación de mandato verse sobre las personas titulares de los Poderes Ejecutivos Municipales, será convocada por los ciudadanos, en un número equivalente a, por lo menos, el 5 por ciento de los inscritos en la lista nominal de electores del municipio del que se trate.

El Instituto Electoral de Tamaulipas tendrá a su cargo, en forma directa, la verificación de los requisitos establecidos en los incisos a) y b), así como la organización, desarrollo, cómputo y declaración de resultados de la consulta de revocación de mandato a que haya lugar.

Para que la consulta sea vinculatoria y tenga como consecuencia la revocación del mandato, deberá determinarse por la mayoría simple de los electores, siendo necesaria una participación de al menos el 50 por ciento de la lista nominal.