Por: Enrique Jonguitud

Ciudad Victoria, Tamps.- La última palabra sobre las acusaciones de un supuesto abuso de agentes de Tránsito contra un ciudadano la tendrá la Procuraduría de Justicia, dijo hoy Leoncio Ariel López Talamantes, director de Tránsito de Victoria.

Aunque dijo que se mantendrá al margen hasta que se aclare el asunto, indicó que es difícil creerle a un ciudadano que fue detenido manejando con un alto grado de alcohol: “yo puedo decir misa pero tengo que demostrarlo, no nada más un dicho de gente que va alcoholizada con 0.280 grados de alcohol, cuando el tope mínimo es 0.40”.

Sin embargo aclaró: “ya la Procuraduría tiene la denuncia formal y bueno ellos harán las indagatorias correspondientes”.

López Talamantes recomendó a la población grabar cualquier interacción con los elementos viales, y del ciudadano que se quejó de una supuesta tortura dijo: “que sus abogados pidan al C4, por medio del Ministerio Público los videos de las cámaras y esa es un arma para poderse defender, pero no ir nada más a armar mitote”.

El director de la corporación dijo que los agentes han tomado suficientes cursos de capacitación, “ya se han tomado muchos cursos relacionados con ética, pero la capacidad y la habilidad que tienen los agentes de tránsito para la resolución de conflictos quizá no sea la idónea”.

No obstante, dijo, los ciudadanos se comportan agresivos contra los agentes, se niegan a ser multados y piden que se les perdone la infracción: “el 90 por ciento de las personas que son multadas piden la atención para que se les quite la infracción, pero ningún agente lo tiene permitido y al que lo haga lo corro”.