El aumento a la tarifa del trasporte público en la capital del estado sólo debe de aprobarse si los concesionarios ofrecen un servicio de calidad y las unidades son modernizadas; de lo contrario las autoridades estatales deben de poner mano dura a dicho sector, quienes tratan de afectar aún más el bolsillo de los ciudadanos, consideró el regidor del Partido Movimiento Ciudadano Jorge Orlando Guillén Gutiérrez.

El también Presidente de la Comisión de Gobierno comentó que existen innumerables quejas contra el servicio de transporte público en la ciudad y aseveró que tenemos uno de los peores sistemas en el estado.

“Hay muchas quejas entorno al servicio que se ofrece, es importante que se analice esta situación y que se tomen cartas en el asunto por parte de las autoridades del sector”, indicó.

En este sentido, agregó que las denuncias van en el sentido de un servicio costoso, además del mal trato que dan los choferes a los pasajeros; esto sin mencionar el pésimo estado en el que se encuentran las unidades automotrices.

“La verdad que sí, sabemos que hay muchas unidades que se quedan tiradas, la gente se queja que es caro el servicio y no es lo que la gente se merece; es un servicio de tercera, está muy mal ese aspecto aquí en Victoria, en comparación con otros municipios donde el transporte público es mucho mejor”.

Guillén Gutiérrez afirmó que ni con “tandas”, ni préstamos los concesionarios cumplirán con la eterna promesa de la modernización, por lo que reiteró que se requiere mano dura en el tema.

“Que empiecen a trabajar en este aspecto, que se dialogue con los concesionarios para que tengamos un mejor transporte público por el bien de la ciudad”, concluyó.