Por: Andrés A. Ramírez Acosta

El presidente de Padres de Familia del Estado, Mariano Báez Aguilar, señaló que se está haciendo todo lo posible para prohibir el uso de celular en las aulas de clases, ya que no se deben tolerar pues representan un distractor para los alumnos.

Entrevistado el día de hoy a las 11:50 horas en el palacio de gobierno, expresó que el uso de dispositivos móviles se está convirtiendo en un verdadero cáncer para los docentes, ya que desde el nivel básico es donde más se usan.

“En la primaria hay alumnos que ya hacen uso de estas herramientas de comunicación, pero es en la secundaria donde se agudiza el problema, ya que los jóvenes están más al pendiente del celular que de las materias”.

Y es que reconoció que el uso del celular solamente se debe de permitir en casos urgentes, pero en ocasiones el propio alumno lo pone en vibrador y es más complicado detectarlos.

“Pero los muchachos son muy listos y los aparatos hasta los esconden entre las ropas para evitar que se los quiten y el en recreo estar chateando con las personas en el exterior”.