CIUDAD VICTORIA.-El presidente de la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) en Victoria, Francisco Joel Rodríguez Domínguez,  indicó que el reforzamiento de la seguridad al exterior de las escuelas debe extenderse a todos los municipios y no sólo en la frontera o el sur de la entidad.

Citó que tras el cierre de un instituto particular en Tampico, presuntamente por cuestiones de inseguridad, y la afectación del servicio educativo en la Universidad de México en Reynosa, sí es necesario incrementar la vigilancia como una estrategia de prevención, pero no sólo en esos municipios sino en toda la entidad.

El representante de los padres de familia de escuelas particulares citó que se requieren operativos especiales en los alrededores de los centros educativos ubicados en las afueras de la ciudad, como es el caso aquí en  Victoria del CBTIS 271, localizado en el parque tecnológico sobre la  carretera Soto la Marina, que requieren de inmediato de la presencia de la policía en cualquiera de sus modalidades.

Consideró que todas las escuelas, públicas y privadas, de todos los niveles, deben contar con seguridad adicional para garantizar a los padres de familia que dejan a sus hijos en ambientes seguros y adecuados para el aprendizaje.

Al interior las escuelas deben contar con los protocolos de seguridad escolar, con el fin de que la población sepa cómo actuar ante situaciones de riesgo o cualquier contingencia, subrayó.

Rodríguez Domínguez mencionó que el fortalecimiento de las acciones de vigilancia es un asunto que compete también a los padres de familia, puesto que para ellos es una preocupación y es una seguridad saber que sus hijos se encuentran en espacios seguros y de sana convivencia.