Productores del norte de la entidad confirmaron que la plaga del pulgón amarillo ya está presente -en mayor o menor medida- en el ciento por ciento del sorgo sembrado en Tamaulipas y no sólo en determinadas superficies.

El presidente de la  Unión Agrícola Regional del Norte de Tamaulipas, Jaime Sánchez Ruelas informó que “en la totalidad de las siembras de sorgo establecido dentro del ciclo-otoño invierno 2014/2015 existe la presencia del pulgón amarillo”.

En esta situación, explicó el dirigente, se corre el riesgo de perder hasta el 70 por ciento de los cultivos de sorgo en Tamaulipas.

Esa presunción se basa en informes de técnicos que han comprobado la presencia de la plaga en las diversas plantas del grano rojo.

Por su parte, Luis Ángel Rodríguez del Bosque, entomólogo e investigador del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP),  advirtió sobre el riesgo de que crezca la población del pulgón, ya que el cultivo está en “bota”, es decir, por espigar,  y esto crea las condiciones necesarias para que el insecto se reproduzca.

Por ejemplo, explicó que cuando una hoja de la planta aloja entre 50 y 100 pulgones, es urgente que el productor actúe para atacar la plaga, ya que cada hoja “enmielada” representa una merma del 10 por ciento en la cosecha.

Por ellos, las autoridades del INIFAP están recomendando a los productores hacer un monitoreo del cultivo en todos sus predios, y aunque la presencia de la plaga sea muy baja, deben proceder a liberar en forma masiva y periódica las crisopas, el enemigo natural del parásito, para evitar que se propague en forma exponencial.