Por: Eduardo Castillo Mtz.

Este año llegará a Tamaulipas la plaga conocida como “Dragón Amarillo”, y con ello, se complicará el desastre que está causando “el Pulgón Amarillo” en los plantíos de sorgo de la entidad, aseguró el Director General del Consejo Tamaulipeco de Ciencia y Tecnología (COTACYT).

En entrevista, Francisco Javier Hernández Montemayor, dijo que la problemática requiere de la participación de todos los sectores involucrados, de lo contrario, los resultados podrían ser devastadores.

Comentó que a través del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INFAP), se están generando proyectos para atender el problema, “y ahora se nos complica más porque llegó el dragón amarillo y ya estaba el pulgón amarillo, entonces necesitamos mucha investigación, sobre todo en el tema de insectos benéficos que puedan contralar esas plagas… No creo que podamos exterminarla pero si llegar a controlarla”.

Asimismo descartó las supuestas pérdidas que han anunciado algunos sectores agrícolas, y refirió que de existir, pudo haberse debido al exceso de humedad, “quizás si hubo problemas fue por exceso de humedad no por el pulgón en el caso del sorgo”.

“En el ciclo de otoño si vamos a tener incidencia y ojala que el laboratorio de la Secretaria de Agricultura ya este aplicando, también tenemos recursos en la UAT con el Laboratorio de Insectos Benéficos para generar líneas de atención, también se puso en alerta al Centro de Biotecnología Genómica del Instituto Politécnico Nacional, establecido en Reynosa para desarrollar proyectos en ese tema”, indicó.

Explicó que según los proyectos, el primer año está programado para hacer la colección de insectos, de hongos y de insectos benéficos; el segundo año para hacer la aplicación y medirla con distintas dosis del plan experimental, y hasta el tercer año habría conclusiones para saber qué hacer.

Cuestionado entorno a la participación de los productores, señaló que ellos, no pondrán un quinto de los 7 millones que cuesta iniciar el proyecto, “los agricultores harán la aportación de las muestras, más que dinero ellos van a aportar información y haciendo las aplicaciones que se recomienden, sobre las acciones que sean las más indicadas”.

“El problema es muy serio porque impacta una de las actividades más importantes en el estado, que representa más de 700 millones de dólares al año, para los tamaulipecos es casi equivalente a todas las remesas que recibimos de los migrantes”, concluyó.