En Tamaulipas no hay interés de legislar para evitar que Alcaldes y Diputados abandonen sus cargos para contender por otro, como lo propuso la bancada priista pero en el Congreso de Nuevo León.

Aquí el Partido del Trabajo en la LXI legislatura local, desistió de su iniciativa “anti chapulín” tras la resolución del Tribunal Federal Electoral que estableció que es superior el interés ciudadano para postularse a un cargo de elección popular aun cuando para ello tenga que abandonar otro cargo.

El dirigente del PT en esta entidad Alejandro Ceniceros, advirtió que al igual que en Tamaulipas en Nuevo León no podría prosperar la iniciativa impulsada por el grupo parlamentario del PRI.

Dijo también que este tipo de propuestas quedarían obsoletas tras la reforma Política que posibilita la reelección.

“Ahora ya no se va a solicitar licencia para conseguir otro puesto porque se van a poder reelegir con la reforma electoral”.

Dijo que en el caso del “chapulineo”, su partido siempre ha considerado esta acción como un fraude electoral, de ahí que se haya impulsado una propuesta de reforma en el ámbito local a la ley en materia electoral para frenar ese tipo de intenciones de algunos políticos.

“No prosperó porque el Tribunal estableció que no se puede cuartar el interés ciudadano de seguir postulándose a cargos de elección popular”, insistió.

Mientras que en Nuevo León el PRI es quien tomó la batuta en el tema de los candidatos «chapulines» bajo el argumento de que en los casos de Regidores y Diputados la ley electoral ya establece los nombramientos de suplentes para no dejar vacantes los cargos, lo que no ocurre con los Alcaldes, cuyos nombramientos son irrenunciables.