Por: Eduardo Castillo Mtz.

El Gobierno del Estado de Tamaulipas tendrá un difícil fin de sexenio debido a los recortes presupuestales anunciados por el Gobierno Federal, reconoció el Secretario de Administración, Fernando Salinas Zambrano, tras anunciar que entre las medidas de austeridad está ahorrar en servicios y contrataciones.

Dijo que el trabajo gira básicamente en dos sentidos, uno mantener la nómina del personal, independientemente de que existan vacantes en las dependencias, “la instrucción es manejarnos hasta el final del sexenio con el personal que se tiene en nómina y no ocupar esas vacantes con el fin de ahorrar”.

“El otro aspecto son los servicios, se han hecho esfuerzos dentro de la administración de electricidad, agua potable y telefonía, para que a través de los administrativos tengamos medidas disciplinarias para evitar cargos excesivos en este sentido”, indicó.

Puntualizó que también está el aspecto de arrendamiento de bienes inmuebles y servicios, donde han buscando algunos ahorros tratando de optimizar los recursos, mencionando que en todas las acciones descritas, se pretende ahorrar alrededor de 270 millones de pesos.