El déficit de becerros en el estado de Tamaulipas podría ser una factor importante para que el precio de la carne de res sufra un incremento durante los próximos meses, reveló el presidente de la Unión Ganadera Regional en Tamaulipas (UGRT) Homero García de la Llata.

Indicó que la sequía que prevaleció los últimos tres años fue el factor principal que provocó un déficit de becerros de hasta el 40 por ciento en el hato ganadero.

“Yo creo que desgraciadamente se va incrementar, tampoco será desproporcionalmente porque no va a tener demanda, pero aquí lo que está mandando los precios históricos por la falta de ganado hay un déficit de inventario ganadero tanto en los Estados Unidos como en México”, explicó.

Sin embargo, dijo, será responsabilidad de cada uno de los empresarios decidir cuál será el incremento en dicho producto.

No obstante, aseguró que el problema se agudiza debido a que en la entidad son sólo cuatro empresas las que están haciendo su “agosto” debido al déficit de animales; por lo que el Gobierno del Estado ya analiza la aplicación de recursos dentro de un esquema denominado “repoblación”, en el cual se busca subsidiar la compra de ganado para los diversos rancheros.

“No está en nuestras manos los precios finales de la carne, la mayor actividad bovina de Tamaulipas es principalmente la producción de becerros y el esfuerzo que hacen algunos engordadores en Tamaulipas, caso de cuatro o cinco empresas que sí están haciendo la engorda y vendiendo finalmente la carne”, concluyó.