El Comisión Nacional del Agua, a través del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), activó acciones de vigilancia en la zona fronteriza de Tamaulipas ante la posibilidad de lluvias torrenciales y rachas fuertes de viento en las próximas horas.

 

De acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional, se ha recomendado vigilar las poblaciones de Anáhuac, Nuevo León; y los municipios de Reynosa, Matamoros y Nuevo Laredo, Tamaulipas, debido a la llegada tormentas, granizadas y probables tornados.

 

Estas condiciones se deberán a un canal de baja presión que permanecerá sobre el norte, occidente y centro de México, y que se asociará con una inestabilidad en el noroeste y norte del territorio nacional, con la entrada de humedad del Océano Pacífico y Golfo de México.

 

Dicho fenómeno provocará lluvias muy fuertes (de 50 a 75 milímetros) con tormentas eléctricas, granizo y vientos fuertes en el occidente y sur del País.

 

El pronóstico de tormentas eléctricas, granizo y vientos fuertes abarca a los estados de Tamaulipas Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Zacatecas, Aguascalientes, Jalisco, Michoacán, Guanajuato, Querétaro, Distrito Federal, Morelos y Tlaxcala.

 

Por otro lado, un sistema de circulación anticiclónica sobre el noroeste de México mantendrá  temperaturas muy calurosas superiores a40 grados Celsius en Baja en las entidades vecinas de Coahuila y Nuevo León, incluyendo Tamaulipas,  Veracruz, y Tabasco.

 

Ante esto, la Coordinación de Protección Civil, recomendó a la población en general estar atenta a los comunicados que se emiten y extremar precauciones ante posibles deslaves, flujos de lodo e inundaciones en zonas bajas y de escaso drenaje.