Para evitar que recursos federales sean enviados a obras que no tengan que ver con infraestructura urbana o rescate de espacios públicos, se pondrá bajo la lupa la aplicación del dinero, dijo Sergio Guajardo Maldonado.

El delegado de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), aceptó que “se tiene una fiscalización más estricta sobre los recursos y como se van a manejar, desde el año pasado llevamos con la Contraloría y el gobierno del Estado la revisión del cierre 2013 y vamos a ir igual con 2014”.

En ese sentido dijo que el año pasado la aplicación de recursos fue de 300 millones de pesos, de tal suerte que para este 2014, esperan superar los 360 millones de pesos, por el compromiso del secretario, de incrementar el apoyo en un 20 por ciento.

El funcionario federal, destacó que la cifra, se logra con mezcla de recursos entre federación, Estado y municipio, en donde para el programa Hábitat son muy variadas las acciones que los alcaldes pueden solicitar.

Van desde electrificación, agua potable, drenaje, alcantarillado, banquetas, cordones y pavimentación, además de nomenclatura, alumbrado público, entre otras acciones que estén directamente relacionadas con equipamiento urbano.

Destacó que tan solo para Victoria, se espera ejercer un presupuesto de 45 millones de pesos, tomando en cuenta que el año pasado lograron una ampliación de 14 millones de pesos para el mes de diciembre.

En relación al rescate de espacios públicos, dijo que los presidentes municipales, solo con imaginación pueden hacer propuestas para que les gestionen recursos a fin de que puedan contar con áreas en donde pueden instalar juegos infantiles, ciclo pista y hasta gimnasios al aire libre.

Son espacios con mejor dimensión a los parques de barrio y no incluyen algunos detalles como las fuentes de agua, entre otros, pero son de vital importancia para el esparcimiento y fomento al deporte de los ciudadanos.