Por: Enrique Jonguitud

Además de los problemas de las pocas y viejas patrullas de Tránsito, el próximo alcalde de Victoria heredará “otras ruinas”: los vehículos del cuerpo de Bomberos.

El director de Protección Civil municipal, Francisco Orihuela Solís, admitió que en la actual administración falló dos veces la intención de comprar un vehículo nuevo que pudiera ser usado como Unidad de Respuesta Rápida.

Luego, relató, se planeo comprar dos unidades usadas organizando una rifa, pero también se fracasó, y sólo se pudo comprar una de medio uso, financiada por los ciudadanos que compraron boletos.

Entonces se recurrió al redondeo en siete tiendas de autoservicio, pero a lo largo de dos meses –enero y febrero- sólo se recaudaron 39 mil pesos, “porque se hizo en meses en los que la gente trae poco dinero”, dijo Orihuela Solís.

El funcionario local dijo que en el segundo sorteo de Bomberos se obtuvieron 171 mil pesos, considerando que tampoco alcanzará para un vehículo, por lo cual se planea invertirlo en equipo de protección personal para los bomberos.

“Ya no va a ser posible comprar un vehículo pero a lo mejor si podemos equiparnos con pantalones, con chaquetones, botas”, dijo.

Orihuela abundó, “Tenemos cuatro unidades, que son camiones cisterna, y dos ambulancias, una Unidad de Respuesta Rápida, todos en buenas condiciones y ahorita están funcionando”.

El director de Protección Civil municipal afirmó que actualmente el cuerpo de Bomberos de Victoria cuenta con un total de 96 elementos.