Por: Eduardo Castillo Mtz.

Luego de escuchar las explicaciones de la sección 30 del SNTE, en relación a la llamada reforma educativa promulgada por el gobierno federal, cientos de maestros en Victoria analizan la posibilidad de recurrir al amparo colectivo contra la enmienda.

Entrevistado a las 10:30 horas de hoy en las inmediaciones del palacio federal, el fundador del Movimiento Nuevo Sindicalismo, José Luis Coronado Alvarado, anunció que el Sindicato Independiente de Trabajadores de la Educación, ha sumado ya cientos de profesores adscritos al SNTE, quienes simpatizan con la idea de luchar por sus derechos laborales.

Dijo que el movimiento magisterial tiene aún tiempo para analizar la ruta a seguir en esta lucha, que parece ser de resistencia, “tenemos seis meses de gracia para la situación de las leyes estatales; ojalá se pudieran construir acuerdos, pero pedimos que no se lesionen los derechos de los maestros”.

¿En qué situación están ahora?

“Estamos en la ruta de la movilización, que en el caso de Tamaulipas hay una pausa por la situación climática que acaba de suceder; pero la situación no está resuelta, vamos ahora por la vía legal y es que existe mucho malestar entre los docentes”, respondió.

¿Amparo?

“Está esa ruta, hay amparo colectivo, creo que se tiene que seguir ese camino para demostrar que la ley es una ley lesiva, agresiva… un amparo especial se puede promulgar contra las tres leyes secundarias y, además, es válido el amparo cuando un compañero ve afectado sus derechos”, subrayó.

¿Ha fallado el SNTE en Tamaulipas?

“No sé, pero en el momento en que un trabajador de la educación en el estado, vea lesionados sus derechos, entonces el sindicato tiene que ser el más férreo defensor de sus miembros”, concluyó.

Cabe señalar que, en sus breves apariciones en público, las autoridades del SNTE en el Estado, han aludido la desinformación de los maestros en el tema, porque aseguran es injustificada su molestia por una ley que aún no se aplica.