Por: Alejandro Echartea

Como ‘un retroceso grandísimo en el proceso democrático de México’ calificó el dirigente del Partido del Trabajo en Tamaulipas, Alejandro Ceniceros Martínez, a la Reforma Política-Electoral publicada el pasado viernes 31 de enero por el presidente Enrique Peña Nieto y en la que destaca la reelección consecutiva por hasta 12 años de diputados locales así como de presidentes municipales, síndicos y regidores.

“Con tristeza vemos que el proyecto de Peña Nieto de volver este país a un país con un monopartidismo es lo que va a consolidar esta Reforma Política. Uno, garantiza o autoriza la reelección de diputados y presidentes municipales para que se vaya formando una clase política que tenga permanencia continua en los estados y los municipios”, aseguró el dirigente petista.

Esta reforma también permite la creación de gobiernos de ‘coalición’ y eleva el porcentaje de votación para que un partido político pueda conservar el registro electoral hasta un 3%, “para ir eliminando a los partidos emergentes y tratar de consolidar una serie de partidos satélites del PRI como serían el Verde o el PANAL, o de partidos locales como han estado haciendo los Moreira en el estado de Coahuila donde hay 6 partidos nuevos donde todos van en alianza con el PRI”. “De ahí el siguiente paso va a ser autorizar la reelección presidencial”, enfatizó Alejandro Ceniceros y agregó, “esta reforma es contraria a los principios democráticos”.

Indicó que las leyes secundarias de dicha reforma saldrán aprobadas en este mismo período ordinario de sesiones del Congreso de la Unión ya que el año electoral 2014-2015 iniciará el próximo mes de septiembre.

“No hay tampoco certeza de cómo se va hacer el Instituto Nacional Electoral -INE-, que va a venir a ser lo mismo que el IFE controlado por las fuerzas hegemónicas, por los partidos que tienen mayoría en la Cámara de Diputados, y ahora además van a poder controlar a los institutos locales”.

Será el INE el órgano facultado para nombrar a los consejeros electorales de los estados y el Senado de la República quien nombrará a los magistrados electorales locales, “es un retroceso grandísimo en el proceso democrático de México”.

Por otro lado mencionó que las reformas peñanietistas representan para México un retroceso histórico hasta los tiempos del porfiriato, “los medios de producción pertenecen a los extranjeros, los partidos políticos volvemos a ser un solo partido y no hay oposición, el Pacto por México eso es lo que refleja, compraron las conciencias de los panistas, de los perredistas, y los metieron en este rollo y lograron sacar todas las contrarreformas que van consolidando un estado monopartidista con partidos satélite y eso a nosotros nos preocupa”, finalizó.