El Diputado federal tamaulipeco Marco Antonio Bernal Gutiérrez dijo estar decidido a regresar a su tierra hacer política y “tantear” el terreno para buscar la sucesión gubernamental.

Aunque de entrada el político rechazó que para su proyecto acepte placearse a través de un cargo público, como la delegación de la Secretaría de Desarrollo Social.

“Marco Antonio viene hacer política a Tamaulipas, vamos a ver como se presentan las cosas y tomaré mi decisión si quiero participar o no en la sucesión gubernamental”, expresó.

“¿A Sedesol?; son chismes” dijo Bernal Gutiérrez, y agregó: “lo único cierto es que me vengo a vivir a Ciudad Victoria, de lo otro, no hay nada, es mero chisme.”

El legislador priista, señaló que a pesar de tener una excelente relación con la secretaria Rosario Robles, en estos momentos está enfocado en su tarea legislativa, que concluye el 30 de agosto, por lo que pensar en incorporarse a la delegación federal no está en sus planes, pero sí regresar a su natal terruño para comenzar hacer “talacha” en aras del 2016.

“Tengo buena relación con el gobernador, tengo buena relación con la señora secretaria, pero no hay ofrecimiento y ningún movimiento de esa naturaleza.”

Lo que si dejo muy en claro el diputado federal, es que después del 30 de agosto, se vendrá a vivir a Ciudad Victoria, pues a pesar de tener su casa en Matamoros, su aspiración, es hacer política en el estado, “…ahora, en esos procedimientos ando.”

Relajado y de tan buen ánimo que hasta encendió un cigarro para continuar la charla, Marco Bernal refirió que en la antesala del proceso electoral local, su arribo al estado, específicamente a la capital, puede interpretarse tal y como es: “Marco Antonio viene hacer política a Tamaulipas, vamos a ver como se presentan las cosas y tomaré mi decisión, si quiero participar o no en la sucesión gubernamental”, concluyó.