Por: Eduardo Castillo Mtz.

Luego de las recientes lluvias registradas en la capital del estado, regresan los pronósticos de altas temperaturas para esta zona, por lo que, será responsabilidad de la Secretaría de Educación de Tamaulipas, exponer o no a los menores a las inclemencias del tiempo, dijo Carlos Guillermo Morris Garza.

Entrevistado a las 9:00 horas de hoy en la sede del Hospital infantil de Tamaulipas, el titular de este nosocomio, explicó que con la entrada del verano normalmente vienen las altas temperaturas y con ellas arrecian los males como la deshidratación o insolación.

Refirió que estas enfermedades son producto de la exposición de los infantes a los rayos del sol, motivo por el cual es recomendable no realizar actividades al aire libre en horas de más calor.

Pero insistió que esta decisión solo la puede tomar la autoridad en educación en el estado, ya que la modificación de horarios en las escuelas, cambia también el trabajo diario de los docentes.

Ante ello, señaló que los maestros deben estar muy atentos a los cuidados de los menores, porque aunque a la fecha son pocos los casos de deshidratación presentados en la localidad, si se espera que con el verano las temperaturas rebasen los 40 grados centígrados.

Finalmente, exhortó a las autoridades educativas, maestros y también a padres de familia a cuidar a los niños y ante síntomas como vomito, abundante sed y diarrea, trasladen de inmediato a los menores a cualquier centro de salud para la atención oportuna.