Ciudad Victoria, Tamaulipas.- La Comisión de Derechos Humanos del Congreso Local dictaminó a favor una iniciativa de Movimiento Ciudadano en la cual se pretende castigar a funcionarios estatales, federales o municipales que en público utilicen el término “gordito” para hacer referencia a las personas con sobrepeso.

Luego de diversos acuerdos al interior del Congreso y de la Junta de Coordinación Política la propuesta del diputado Alfonso de León Perales logró avanzar para que este miércoles sea aprobada en el Pleno.

El proyecto pretende incluir en la Ley estatal la palabra “gordo” o sus derivados dentro de los adjetivos discriminatorios, sobre todo cuando se hacen en público.

El promotor, De León Perales, consideró que así como se asume con seriedad enfermedades como el cáncer o la diabetes, el sobrepeso debe verse como una enfermedad y de ninguna forma motivar el sarcasmo.

“Ha sido una legislatura muy plural, creemos que los acuerdos se van dando y no para favorecer a un partido o político alguno, sino para el bienestar de los tamaulipecos”, subrayó.

Añadió que la iniciativa que ingresó en meses pasados contempla sanciones a quien use adjetivos de ese tipo y considere la palabra “gordo” como discriminatoria.

vmp