La frontera chica en sus tramos de Reynosa, Río Bravo y Matamoros, registra actualmente un “foco rojo” en los temas de seguridad, debido al número de enfrentamientos suscitados y el desmantelamiento de sistemas de videovigilancia.

El Secretario General de Gobierno, Herminio Garza Palacios, admitió que el número de enfrentamientos entre las corporaciones de seguridad y la delincuencia ha repuntado en las últimas  fechas, provocando incluso daños colaterales como el menor de 7 años que permanece grave por una herida de bala, “últimamente tenemos un mayor número de  registro de enfrentamientos  en esa zona”, dijo.

Igualmente agregó, “recuerden  que el 55 por ciento de la población de Tamaulipas vive en la frontera, somos el estado que mayor porción fronteriza tiene, la mayor parte la población está allá en Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros, son los municipio más grandes y obviamente requieren atención”, dijo.

Garza Palacios afirmó que por ello se trabaja por un lado en reponer al cien por ciento los sistemas de videovigilancia del gobierno estatal, así como de desmantelar los sistemas de vigilancia instalados por delincuentes.

Informo de cámaras del C4 que fueron vandalizadas, “hubo unos casos en Reynosa y algunos menos en Río Bravo, mismas que se repusieron, seguimos adelante con nuestros proyectos”.

Por otra parte, el Secretario General señaló que el proceso para reclutar más elementos para la Secretaría de Seguridad Pública y para la Procuraduría de Justicia del Estado, continúa de manera permanente para elevar el número de integrantes de las corporaciones policiacas.

El funcionario dijo que para la administración estatal es relevante el tema de fortalecer las corporaciones a través de aumentar  el reclutamiento de elementos, para poder ampliar la cobertura en temas de seguridad.

“Estamos trabajando fuertemente en el tema de reclutamiento, esa es la parte importante en la que nos estamos abocando,  como saben tenemos que reclutar, hacer evaluaciones, tenemos que hacer controles de confianza y además hacer capacitación”, indicó.

Garza Palacios refirió que precisamente estos procesos se llevan entre cuatro y cinco meses para realizarlos de manera adecuada.

“Estamos en eso, reclutando la mayor cantidad de gente que podamos para ir creciendo cada día más, tanto en la Secretaría de Seguridad Pública como en la Procuraduría, estamos trabajando en las dos áreas en ese tema”, finalizó.