Por: Alejandro Echartea

El próximo 20 de abril se celebrará el 188 aniversario de la Capitalidad de Ciudad Victoria para lo cual el Cabildo local habrá de celebrar el viernes 19 del presente mes una sesión extraordinaria para conmemorar dicha fecha, el acto se llevará a cabo en la Plaza Juárez y como en años anteriores se espera que se impongan placas alusivas a los edificios del Centro Histórico de esta ciudad.

No obstante y a pesar de que esto se viene realizando año con año desde el 2008 la realidad es que los edificios históricos del primer cuadro de la ciudad se encuentran en total abandono y dejados a su suerte.

Se cita en el artículo 13 del Reglamento de la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticos e Históricos: “Los concesionarios de monumentos arqueológicos muebles deberá conservarlos y, en su caso, proceder a su restauración previo permiso y bajo la dirección del Instituto Nacional de Antropología e Historia”, no obstante dicha ley no obliga al propietario a inscribir el ‘inmueble’ al registro de edificios históricos.

Durante el año 2011 el INAH llevó a cabo a nivel nacional un programa de obra pública por 129 millones 779 mil 610.94 pesos de presupuesto y el cual consistió en obras de mantenimiento y rehabilitación de 31 inmuebles y/o zonas arqueológicas del país, en Ciudad Victoria únicamente se inscribió al Centro INAH de Tamaulipas en este programa por parte de la partida 35101. Se trata del edificio administrativo de esta dependencia ubicada en la calzada Luis Caballero 1552 de la colonia Tamatán donde se realizaron los trabajos de restauración y rehabilitación.

Como muestra del desamparo en que se encuentran los edificios históricos de Victoria basta el ejemplo de la casa de la educadora Estefanía Castañeda ubicada en el 10 Hidalgo y Juárez, en este sitio se encontraba en la fachada de una antigua casa una placa señalando el lugar donde nació ésta reconocida educadora, a pesar de esto la casa fue demolida para utilizar el terreno como estacionamiento, “pero no se trataba de la casa de la maestra Estefanía Castañeda”, aclaró el cronista de Ciudad Victoria, Antonio Maldonado Guzmán, “la placa señalaba el lugar en donde había nacido la maestra pero la casa que se tiró no era en donde ella había nacido ya que era una humilde casa de adobe que hace mucho que dejó de existir”, no obstante el viejo edificio fue tirado y no se sabe que fue de la placa de bronce.

El año pasado el aniversario de la Capitalidad se celebró en la Plaza de los Héroes de la Independencia –en el 22 Hidalgo- contando con autoridades de los tres órdenes de gobierno tras la cual se procedió a colocar dichas placas conmemorativas en la fachada de los edificios históricos del barrio de la Estación que como en el reportaje del 13 de marzo de este año y en este espacio -Estación del Tren: “Trozo de historia que se pierde”- se subrayara el abandono en el que persiste este inmueble que data desde 1893.

La fundación de la Villa de Santa María de Aguayo por don José de Escandón y Helguera data del 6 de octubre de 1750 pero no fue sino hasta el 20 de abril de 1825 cuando la villa fuera elevada a ciudad y rebautizada como Ciudad Victoria en honor del primer presidente mexicano -don Guadalupe Victoria- así como se le declaró capital del estado y sede de los poderes públicos.

Galería