Luego de que durante el fin de semana arreciara el nerviosismo sobre la presencia de una nueva cepa y un virus más agresivo de la influenza, la Secretaría de Salud negó que exista una alerta epidemiológica en Tamaulipas, donde ya van en este año siete casos y el primer deceso.

El epidemiólogo estatal Alfredo Rodríguez Trujillo informó que no hay hasta el momento elementos suficientes para considerar esa alerta y establecer con ello un cerco sanitario. Señaló que el comportamiento tanto de la influenza como de las infecciones respiratorias agudas severas, que por semana llegan a las 22 mil, no ha salido de control.

Detalló que el primer deceso fue en el municipio de Reynosa en la primera semana de este 2014, se trató de una joven mujer de entre 35 a 40 años, que no estaba vacunada y fallece luego de presentar un cuadro severo de neumonía que se complicó con un cuadro de influenza estacional, que de acuerdo al estudio de laboratorio, fue lo que ocasionó la muerte.

“No hay elementos suficientes para considerar alerta epidemiológica por influenza, dado que la información que tenemos nos dice que está en su comportamiento normal, generando casos aislados y que de ninguna manera debe generar alarma porque obedece a la temporada. A nivel estatal tenemos que en el 2014 van siete casos confirmados y una defunción”, aclaró.

Destacó que en la actual temporada invernal van ya 84 casos de influenza y nueve defunciones asociadas; sin embargo, aclaró que no existe en circulación en la entidad un virus más agresivo de gripa que súbitamente cause la muerte y que esté asociado a la influenza.

En lo que respecta a la influenza AH1N1, el epidemiólogo sostuvo que este virus es parte de la ecología habitual y tiene un comportamiento estacional; es decir, ya no es tan agresivo.