Ciudad Victoria, Tamaulipas.- En opinión del coordinador de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC)), Luis Iber Terán, ya no son los años en donde los Sindicatos eran obstáculo para el establecimiento de empresas.

Reconoció que hace algunos años, con baja producción y con sus demandas laborales prácticamente presionaban al cierre de las empresas.

Hoy por el contrario dijo, no han sido obstáculo para el incremento de la producción, ni de la conservación de la planta productiva. “Hoy los trabajadores y los empresarios ya no nos vemos como enemigos, por el contrario hay disposición para el entendimiento lograr los mejores acuerdos protegiendo las empresas”, comentó.

En algunos casos dijo, son las condiciones de seguridad las limitan la llegada de inversiones. «A lo mejor por lo mismo que oyen o se dice del estado los empresarios puede que tengan dudas sobre traer nuevas inversiones».

vmp