Por: Eduardo Castillo Mtz.

 

Las declaraciones del diputado perredista Jorge Valdez Vargas fueron fuertes, y es que dijo, que debido a las malas políticas económicas del gobierno federal, podría venir en Tamaulipas un estallido social.

Ante ello expertos sociólogos y educadores, desmenuzaron el tema y coincidieron al señalar que al país, lo menos que le conviene es más violencia, asentando que probablemente si venga una revolución, pero no como la que anticipa el político.

“Todas estas voces nos indican que la sociedad está decepcionada y es que las evidencias por ejemplo de desvió de recursos y de corrupción las vemos cada día, por eso creo, que en este momento, la ciudanía está empujando hacia una nueva ética política”, indicó Eduardo Delgado Gurrola, educador y coordinador de escuelas asociadas a la UNESCO en la entidad.

Entrevistado a las 11:00 horas de hoy, en la plaza Hidalgo de esta ciudad, señaló que la sociedad, ahora no permanece inerte como en antaño, “los ciudadanos hemos pasado a una acción organizada y creativa en la toma de decisiones para acciones concretas”.

Dijo que la molestia de la comunidad es por perder poco a poco, la calidad de vida en el seno familiar y esa misma conjetura si supone un levantamiento social, pero no violento, sino critico a través de las redes tecnológicas, que son los únicos medios de comunicación que están al alcance del ciudadano común.

“Todo esto es resultado de una sociedad lastimada y desdeñada por su gobierno, que no ha podido evitar que se pierda la calidad de vida de su pueblo; no hay desarrollo económico ni justicia social, al gobierno se le olvida que hay disposición de actuar y movilizarnos cuando en verdad no quede otro camino”, sentenció.

Se deben cambiar las estrategias…

Por su parte el Psicólogo Carlos Israel Wong Pérez, expresó que es necesario que los gobiernos cambien el “chip” y reconozcan que las cosas no se han hecho bien, que es el primer paso para ir en franca mejoría como sociedad.

“Estamos plagados de información negativa…Esto influye en los jóvenes de manera alarmante, porque son quienes usan las plataformas tecnológicas para enterarse de lo pasa en su entorno”, aseguró el especialista.

Comentó que actualmente existen investigaciones que giran principalmente en el sentido de la información reciben los jóvenes, pero ni los sectores ni los gobernantes, han logrado interesar a los ciudadanos en las cosas que deberían ocupar a todos.

“Como sociedad tenemos mucho que hacer, primero tenemos que reorganizarnos, que reconstruir la educación al interior de las familias y ver que se empiecen a formar los cuadros básicos de las parejas, de las familias”.

“Realmente los jóvenes están abandonados, están sujetos a una educación de tipo informativa, es decir, parece que la educación la estamos dando en función, solamente de lo que ellos aprenden culturalmente, pero no en la formación con sentido de vida… Por ello,  se está perdiendo la dirección y el sentido de nación”, concluyó.