Por: Enrique Jonguitud

Ciudad Victoria, Tamaulipas.-El estrago financiero dejado por la pasada administración municipal de Tampico se amplía, pues además de los 109 millones de pesos dejados como deuda, otras irregularidades suman alrededor de 45 millones de pesos, informó la alcaldesa porteña, Magdalena Pedraza Guerra.

Lo anterior lo dijo al arribar al Palacio de Gobierno del Estado en Ciudad Victoria, para sostener una reunión en la Secretaría de Finanzas, para plantear una solicitud de recursos.

“Actualmente nosotros recibimos una deuda de 109 millones de pesos, más los 128 millones de pesos del préstamo de Banobras para mercados municipales, del que estamos pagando un millón 900 mil pesos mensuales, y más algunas otras cosas que fueron saliendo en el camino, bueno estamos haciendo frente a ello”, refirió.

Peraza Guerra dijo que por ejemplo, se terminó de pagar el aguinaldo a los trabajadores, que se adeudaba desde la pasada administración, pero además, dijo que las cuentas irregulares suman al menos 45 millones de pesos, aparte de los préstamos.

“Hubo algunas irregularidades como adeudos, pago de aguinaldos, tuvimos que hacer devolución a la federación, tuvimos que pagar al SAT, más los préstamos que se dieron a los regidores que no debió haber sido nunca y ascendieron a un monto de 3 millones de pesos, el monto total es de por lo menos 45 millones de pesos más agregados a los 109 millones”, indicó.

Por ello dijo, acuden a la Secretaría de Finanzas, “Vengo a platicar con la Secretaria para plantear algunas situaciones del municipio de Tampico, como todos los municipios con problemas financieros tenemos necesidades, pero al final vamos saliendo adelante, no hemos detenido el trabajo del municipio”.

La alcaldesa detalló que su gobierno ha cumplido sin retraso con acciones en servicios públicos, en obra pública, en Turismo, en Educación, en Cultura, “Pero también a los trabajadores cumplimos pagándoles el aguinaldo que había quedado pendiente de la administración anterior y hemos pagado puntualmente sus salarios”.

Peraza Guerra también criticó el descuido que le heredaron en la supervisión de las obras de los mercados municipales, y del Canal de la Cortadura, argumentando incumplimiento de los contratistas para concluirlas.

Pero aclaró que llamar a cuentas al ex alcalde Gustavo Torres Salinas, depende del Congreso del Estado, “Nosotros hicimos llegar el informe en tiempo y forma a la Auditoría Superior del Estado y al Congreso, y ellos son los que toman las decisiones. Nosotros como municipio cumplimos con dar la información, pero reitero, a pesar de todo ello, seguimos trabajando”.