Redacción/ Últimas Noticias

Ciudad Victoria, Tamaulipas.-El delegado de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) en Tamaulipas, Aureliano Salinas Peña admitió que es gravísimo el problema de la explotación de carbón vegetal en la entidad.

“El desmonte en el altiplano y partes bajas de Tamaulipas, es un gravísimo problema que tiene que frenarse, toda vez que la elaboración de carbón vegetal ha crecido de manera ilegal”, precisó.

También admitió que esas zonas de Tamaulipas reclaman mayor atención gubernamental. “Es necesario más atención hacia las partes bajas de la sierra, que es donde se explota y tala el mezquite y ébano”.

En ese sentido, Salinas Peña anunció de manera conjunta con el gobierno estatal “el reforzamiento de supervisiones en esas áreas, donde los desmontes ilegales se han hecho comunes”.

Dijo que están en pláticas con el gobierno estatal para, en conjunto, hacer las supervisiones en el altiplano y partes baja de Tamaulipas, “toda vez que tenemos que hacer algo por frenar esta situación que es grave, sobre todo en la producción ilegal de carbón vegetal”.

Explicó que la actividad ilegal del desmonte se denuncia principalmente en el altiplano y centro de Tamaulipas, donde desafortunadamente la gente tiene desconocimiento de que tienen que tener una autorización para desmontes o cambio de uso de suelo.

Dijo que un ejemplo de que el problema es grave es que se acaba de detectar  el aprovechamiento ilegal de 101 pinos en un predio particular del municipio de Miquihuana, en donde se derribaron estos árboles sin la supervisión de un responsable técnico autorizado por la Semarnat y la Conafor.