Por: Eduardo Castillo Mtz.

La ex Subsecretaria de Derechos Humanos del Gobierno del Estado de Tamaulipas, Mariana Rodríguez Mier y Terán, habló en exclusiva para este medio de la situación de los migrantes en la entidad y dijo que la lucha para las instituciones ha sido titánica.

La ahora magistrada del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, se refirió a las apreciaciones de la Maestra Carolina Moreno Díaz, Alto Comisionado de las Naciones Unidades para los Derechos Humanos, y dijo que el tema se ha visto desde diferentes puntos de vista, “a mí el que me correspondió fue el de la atención”.

“De nadie es ajena la situación que se tuvo con migrantes en el 2010, entonces la administración estatal que empieza en el 2011, preocupada por atender el fenómeno migratorio creó el Instituto Tamaulipeco para los Migrantes, consientes que Tamaulipas es el estado que mayor número de repatriados recibe de los Estados Unidos y somos el estado con mayor número de cruces internacionales con 17”, indicó.

Sostuvo que el fenómeno migratorio es un tema muy importante y el Instituto tamaulipeco para los migrantes que tiene su sede en Nuevo Laredo, con delegaciones en Matamoros, Reynosa, Tampico y Ciudad Victoria, ha atendido a más de 40 mil migrantes al año desde su creación, “a través de una serie de programas no sólo en atención humanitaria”.

“Tamaulipas es el estado que mayor número de repatriados recibe al año, y que no son precisamente de la entidad, entonces debemos brindarles los primeros servicios de atención, orientación geográfica, psicológica, apoyos médicos y económicos…”.

“Y por otro lado está el apoyo a los migrantes que están establecidos en Tamaulipas o a los migrantes que nos están regresando, a través de certificaciones de habilidades laborales y capacitación”.

¿Impacto económico del fenómeno migratorio en Tamaulipas?
“El año pasado se recibieron de remesas 5 mil millones de dólares, entonces la aportación al país es muy importante, y uno de los proyectos es que ese recurso, no lo usen sólo de gasto corriente, sino que puedan invertirlos y que pudieran crear una fuente de trabajo para ellos mismos”, concluyó.