El diputado Enrique Cárdenas del Avellano dijo que 220 mil hectáreas de Tamaulipas son afectadas por falta de riego ante el exceso de concesiones y pago de agua a los Estados Unidos, por parte de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA).

Expuso que es un problema serio pues se tiene exceso de concesiones que hacen que el Estado se convierta en una entidad sin riego y aparte de que se pierde el recurso, no se recupera.

“No ha sido por la escasez o el exceso de agua, si no por el exceso de concesiones que estamos padeciendo y nosotros somos la parte de mero abajo, la parte de Tamaulipas y hay que liquidarles el agua de donde sea”, exclamó.

Comentó que donde está más asentado el problema es en la parte de Río Bravo, que es uno de los ríos más secos en el mundo, además de todo el distrito 025, considerado el distrito de riego más importante.

Dijo que ante este problema es necesario revisar y tratar de reducir parte de esas cuotas y exhortar a la igualdad en la distribución del agua.
En otro tema dijo estar inconforme con la impunidad del Gobernador de Sonora, Guillermo Padrés Elías, quien aparentemente abusó de su poder para construir su propia presa, el diputado afirmó que merece sanción correspondiente.

“En este caso se tiene el mayor problema que no se le está haciendo una sanción con la ley como debería de ser y en segundo pagar las sanciones que debería de tener el gobernador en funciones en Sonora.”, exclamó.