El Secretario de Ayuntamiento, Rafael Rodríguez Salazar, dijo que será de tres a cuatro semanas el tiempo adecuado para que se dé una respuesta óptima en el caso de Jorge Alberto Díaz Álvarez, Director de Tránsito y Vialidad en Victoria; descartando por el momento el cese y relevo del funcionario.

“Al menos por esta razón, por estas causas tenemos que ser muy cautelosos y actuar en estricto apego a la legalidad, estimo que unas tres, cuatro semanas y todo será, evidentemente escuchando la opinión de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado”, exclamó.

“De nuestra parte es investigar conforme a la ley los señalamientos que están haciendo para determinar cualquier responsabilidad”, refirió.

Dijo que ante esto, se tuvo una plática con los agentes de Tránsito al igual que con el escolta del mismo Secretario de Seguridad Vial para determinar un acuerdo mutuo.

“Se platicó con ellos y se entendieron que necesitan que se les respete sus derechos laborales, pues también tenemos que respetar los derechos laborales del superior”, explicó.

“Básicamente lo que se planteó fue la necesidad de continuar dando el servicio sin ningún contratiempo y en eso estuvieron totalmente de acuerdo, en que el servicio se va a seguir prestando de tránsito, continuarán dando el servicio a la ciudadanía sin mayores contratiempos”, agregó.

El Secretario de Ayuntamiento descartó completamente que el mayor se encontraba en estado de ebriedad y admitió que el supuesto acusado sí tiene señalamientos en su contra.

“No andaba ebrio, tengo conocimiento y evidencia de que no andaba en estado de ebriedad, en ese sentido creo que no hay ningún elemento que lo pueda corroborar, se hará la investigación correspondiente”, citó.

Hasta ahorita los señalamientos han sido muy ambiguos son únicamente señalamientos de malos tratos, de amenazas de ofensas, de amenazas de represalias, pero no ha habido un señalamiento concreto, entonces nosotros tenemos que recabar datos concretos para poder abrir un procedimiento”, finalizó.