Por: Enrique Jonguitud

Ciudad Victoria, Tamps.- Después de que en Nuevo León se modificó el Código Penal para darle mayores alcances a la legítima defensa, la diputada presidenta de la Comisión de Justicia María Teresa Aguilar Gutiérrez, dijo apoyar la medida, “lamentablemente para allá vamos (en Tamaulipas)”, declaró.

Apenas ayer el Congreso de aquel Estado aprobó las reformas que permiten a los ciudadanos de esa entidad privar de la vida a las personas que invadan su hogar, si es que perciben que se encuentran en peligro él, su familia o las personas que lo acompañen.

Entrevistada en el palacio legislativo, la diputada panista por ciudad Victoria sostuvo: “voy a hablar a título personal, no como grupo parlamentario, desafortunadamente ante la situación de inseguridad y el caos que se está viviendo, y mientras se recompone el tejido social y se recupera la paz, definitivamente estoy de acuerdo”.

La legisladora señaló que “desafortunadamente no hay otra manera de salvaguardar la vida que tener un arma en casa, siempre y cuando esté debidamente registrada y la persona que habite ese hogar la sepa utilizar”.

Aguilar Gutiérrez lamentó que se tenga que llegar a tales extremos “pero estoy de a acuerdo, yo creo que aquí tenemos que checar nuestra legislación pero a lo mejor vamos que vuela para allá”.

También dijo: “en algún comentario hace varios meses yo decía que era necesario, pero también se tiene que capacitar a las personas para que puedan portar una arma”.

La diputado expuso que también se podría considerar no sólo tener permitido poseer una arma en casa, sino que las personas que por sus actividades tienen que trasladarse y se ven en peligro, también estén autorizadas a llevar consigo una arma de fuego.

De acuerdo con la iniciativa aprobada ayer por el Congreso de Nuevo León, que enmienda el artículo 17 de la mencionada ley, cualquier persona puede ejercer fuerza letal en contra de quien traspase o pretenda traspasar, sin autorización, la propiedad en la que se encuentren los afectados.

“Igual presunción, salvo prueba en contrario, favorecerá al que causare cualquier daño, lesión o prive de la vida a otro, a quien encontrare dentro de su hogar; en la casa en que se encuentra su familia, aun cuando no sea su hogar habitual; en un hogar ajeno que aquel tenga obligación de defender; en el local en que aquel tenga sus bienes, o donde se encuentren bienes ajenos que tenga obligación legal de defender, y el intruso ejerza violencia sobre las personas o sobre las cosas que en tales sitios se hallen”, señala el código aprobado.

La iniciativa, presentada por el legislador panista Marcos Mendoza Vázquez, pretende dar certeza jurídica a los particulares cuando invoquen el concepto legal de legítima defensa, una demanda que le externaron ciudadanos de su distrito que temen ser víctimas de la delincuencia.

Señala el mismo artículo que es legítima defensa cuando, el que la ejerza, “obre en defensa de su persona, de su familia, de su honor o de sus bienes, o de la persona, honor o bienes de otro, repeliendo una agresión actual, violenta, sin derecho, y de la cual resulte un peligro inminente”.