Por: Enrique Jonguitud

A punto de tomar protesta como diputado, el panista Ramiro Javier Salazar Rodríguez, afirmó que no se excusará cuando tenga que votar las cuentas públicas de Matamoros, donde su hija gobernó como alcaldesa los últimos tres años.

El político matamorense, con más de 27 años de militancia en el Partido Acción Nacional, fue parco al declarar que no le quedará otra opción que votar las cuentas públicas de su hija: “voy a aprobar lo que se tenga que aprobar”, declaró.

Salazar Rodríguez señaló sentirse “más que preparado y bien bendecido” para asumir su encargo como diputado local.

Pero dijo que en lo referente a las cuentas públicas de Matamoros, no ve ningún posible conflicto de intereses cuando tenga que votarlas en el pleno: “creo que vamos a hacer lo que tengamos que hacer, estamos comprometidos tanto con Matamoros como con el Estado y haremos todo lo que sea para bien”.

¿Se excusaría usted cuando tenga que votar las cuentas públicas de su hija?, se le preguntó: “bueno yo creo que es normal y lo que haya que revisar que se revise, no hay ningún problema”.