Ciudad Victoria, Tamaulipas.-Este viernes de manera oficial asumió la dirigencia estatal del Partido Acción Nacional en Tamaulipas, César Augusto Verástegui Ostos, quien afirmó que no tendrá ningún problema para sentarse a platicar con Agustín Chapa, además de que desistirá de investigar la entrega de despensas a panistas durante el proceso interno.

Al recibir el Comité Directivo Estatal del PAN, afirmó que si vuelve a proceder alguna impugnación, entregaría sin problema el cargo a Pablo Cantú Hinojosa, presidente estatal saliente.

“Yo preparé todo de tal manera para no tener ningún detalle, jamás hice declaraciones negativas en contra de mis adversarios, tengo la autoridad moral para hablarle y lo he hecho y lo estoy platicando con Chapa”, declaró.

Verástegui Ostos indicó que dejará atrás también las quejas hechas por su equipo, respecto a la presunta entrega de despensas en la frontera, previo al proceso interno panista.

“Si es que hubo acción de ese tipo a mí ya no me va a afectar, y al final del día quiero ocupar mi tiempo en cosas propositivas no me voy a detener en temas del pasado”, apuntó.

El nuevo dirigente estatal del PAN, también mencionó que ya platicó con la dirigencia panista saliente, encontrando todo en orden, sobre todo el tema de las finanzas, “Hemos estado revisando los estados financieros  no le veo ningún problema, obviamente no hay mucho que revisar”.

Verástegui Ostos reiteró que de en caso de que le sea ordenado  volver a entregar el cargo por una impugnación, cumplirá con lo que se ordene, “En ese sentido si por mandato por segunda vez determinan que entregue el comité a Pablo Cantú, se lo entregaré.