Por: Enrique Jonguitud

Ciudad Victoria, Tamps.- Trabajadores de la Secretaría de Salud protestaron hoy ante las oficinas de esa dependencia para reclamar la dimisión de la titular de la dependencia, a quien calificaron de represora y de incumplir las promesas de homologar el salario al menos a unos 4 mil 300 trabajadores eventuales.

Con pancartas, equipo de sonido, e incluso cerrando la avenida Francisco I. Madero –Calle 17-, unos 50 trabajadores de diferentes municipios acusaron a la secretaria Gloria Molina Ochoa de violentar sistemáticamente sus derechos laborales.

Gilma Alcocer, doctora del municipio de Matamoros, dijo: “el trato que recibimos es déspota y ofensivo, no sólo de parte de Molina Gamboa y demás personal directivo, quienes en todo momento nos envían amenazas, asegurando que no valemos nada para la Secretaría de Salud, porque somos personal de contrato”.

Esta situación la padecen, dijo alrededor de 4 mil 300 empleados “algunos de los cuales han trabajado por más de 10 años bajo un contrato anticonstitucional y violatorio a la Ley Federal del Trabajo, sin base, ni derecho a nada, sin homologación, ni servicios de salud, menos fondos para el retiro”, explicó.

Aseguró que Molina Gamboa, suele amenazarlos con despedirlos si continúan exigiendo sus derechos; destacó que hay muchos compañeros que fueron presionados para que renunciaran de una manera muy inhumana: “nos mueve, nos cambia de municipio sin previa autorización, de por si es muy bajo el sueldo que percibimos y todavía que te cambien, la mayoría de la gente renuncia o se sale porque ya no es remunerable”.

Recordó cómo las autoridades anteriores, mínimo los atendían y trataban de arreglar su situación, les brindaban un trato amable y respetuoso, pero hoy en día no tienen derecho ni a ser escuchados.

Asimismo declaró: “ya pasó más de un año y la cosa empeora y empeora, yo creo que vamos a estar constantemente manifestándonos, para que nos tomen en cuenta y hagan algo en cuanto a nuestro entorno laboral”.

A la protesta aquí en la capital del Estado, acudieron trabajadores de Matamoros, San Fernando, Reynosa, Tampico y Madero.