Por: Enrique Jonguitud

Alrededor de 300 trabajadores de la Secretaría de Salud realizaron una marcha por calles del primer cuadro de la ciudad, hasta llegar a su dependencia, en donde protestaron exigiendo el pago en efectivo del bono navideño.

Tras la convocatoria de su dirigente sindical, Maribel González Arredondo, este mediodía los empleados de Salud, realizaron la protesta para exigir lo que ellos consideran que es su derecho.

En una de las mantas se podía leer “Exigimos bono en efectivo $. No vales”.

Los empleados inconformes se arremolinaron a las puertas de la Secretaría exigiendo una respuesta de parte de la titular de la dependencia, Lydia Madero.

Por momentos, interrumpieron el tráfico de la avenida 17, causando desconcierto y confusión entre los automovilistas.

Los empleados usaron hasta matracas para entonar juntos una consigna: “No queremos vales, queremos efectivo”, repetían a coro con la esperanza de obtener una respuesta positiva.

La dirigente sindical, Maribel González Arredondo, expuso que estableció comunicación con la Secretaría de Hacienda, y pretende viajar a la Ciudad de México para gestionar el pago del beneficio.

Sin embargo González Arredondo dijo que por el momento, los empleados de Salud no suspenderán labores en las unidades, clínicas y hospitales del Estado.

Sindicato y gobierno, sin acuerdos

Tras una semana de negociaciones en la Secretaría General de Gobierno para solicitar se les respeten sus conquistas laborales, la respuesta fue negativa.

La dirigente del sindicato de empleados del sector salud, Maribel González Arredondo, advirtió que no cederán en su postura de pedir el bono navideño y que se les pague en efectivo.

Y es que la Secretaria de la dependencia Lydia Madero, bajo el argumento de que “no hay dinero” decidió suspender esa prestación o cambiarla por vales de despensa.

Los trabajadores inconformes por la disposición, recurrieron con el Secretario General de Gobierno, César Verástegui Ostos, pero tampoco llegaron a ningún acuerdo.