La Coordinación Estatal de Protección Civil se declaró preparada y dispuestos los albergues para enfrentar los embates del frente frío número 30 que provocará este jueves 23 y viernes 24 de enero temperaturas de hasta un grado centígrado en zonas montañosas y de cinco grados en ciudades de la frontera.

Los efectos del frente frío se comenzarán a sentir desde la noche de este jueves, la madrugada y durante el día viernes, “estamos coordinándonos con todos los Ayuntamientos” expresó, Pedro Benavides Benavides.

El funcionario estatal dijo que se tiene previsto instalar 20 albergues, pero de ser preciso el número podría aumentarse de manera gradual, “estamos preparados y con una permanente comunicación con los Sistemas DIF Municipales”, insistió.

Como ocurrió durante el mes de diciembre en el altiplano, dijo que se podrían registrar algunas heladas y ante ello se estarían dando las recomendaciones a las personas que viajen a esa zona.

A diferencia de las heladas que se produjeron en Miquihuana, zona concurrida durante el período de asueto, la dependencia estatal adopta medidas preventivas en apoyo a las familias.

De acuerdo al pronóstico meteorológico emitido por la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), la masa de aire polar que impulsa el frente frío número 30 de la temporada invernal, generará temperaturas de 5 grados centígrados durante la mañana y noche en municipios del centro del Estado, así como de 4 grados centígrados a menos 2 grados centígrados en los municipios fronterizos de Nuevo Laredo a Matamoros.

En su recorrido, el sistema frontal generará lluvias moderadas a fuertes, “norte” y posibles nevadas en las partes altas de Tamaulipas, por lo que se exhorta a la población a extremar cuidado con las personas de la tercera edad y niños para evitar enfermedades respiratorias que puedan agravarse por la exposición al frío, además de recomendarles que se abriguen lo más posible.

Se recomienda también evitar en la medida de lo posible el uso de anafres o fogones al interior de las viviendas, para evitar casos de intoxicación por monóxido de carbono, así como atender las medidas preventivas al momento de conducir un vehículo sobre pavimento mojado.