Diversos organismos empresariales coincidieron en señalar que la única manera de que se cumplan las expectativas de crecimiento estimadas para el presente año, es la pronta aplicación de las reformas estructurales y apertura de presupuestos.

La Secretaría de Hacienda estima que este año, la economía mexicana se recuperará tras el debilitamiento que tuvo en 2013 y según sus proyecciones el PIB logrará un avance de 3.9 por ciento.

El Presidente de la Comisión de Desarrollo Regional de la Confederación Patronal Mexicana (Coparmex), Miguel Manzur Pedraza, dijo que esperan que el crecimiento programado no sea similar al del año pasado, es decir, muy plano.

Indicó que si bien, se tiene un buen indicativo del desarrollo para México, se debe acelerar el tema de las reformas, pues eso ayudará a la confiabilidad del país para que haya más inversiones y generación de empleo.

Por su parte, la Presidenta de la Cámara Nacional de Comercio en Victoria (Canaco), Elba Benavides Treviño, calificó de urgente no solo que se apliquen algunas reformas tan importantes como la energética, sino también que se abran los presupuestos.

Recordó que la lentitud con que empezaron a bajar los recursos federales durante el 2013, afectó la economía no solo de los Estados, sino también de la ciudadanía común pues se redujo el circulante.

Por ello, dijo que este año, deben “bajarse” presupuestos con mucha más celeridad y oportunidad.

En su último informe semanal, el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), reveló que el crecimiento esperado mayor al 3 por ciento de la economía mexicana en 2014, sólo reflejaría un comportamiento inercial.

De igual forma, urgió a acelerar las leyes secundarias y la puesta en marcha de las reformas estructurales, de manera que se estimulen los sectores productivos y se fomente la creación del empleo.

En un comunicado oficial, establece que “de darse correctamente las leyes secundarias y lograr un verdadero Estado de derecho en la economía, entonces sí se podría pensar en lograr tasas de crecimiento cercanas a 5 por ciento”.

En contraparte, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) estima que el crecimiento anual de la economía mexicana, apenas alcanzaría el 3.41 por ciento en 2014.