Por: Eduardo Castillo 

Debido a la falta de seguridad pública que priva en la capital del estado, la infraestructura deportiva conocida como “Parques de Barrio”, han sido alcanzados por el vandalismo, que aqueja a muchas zonas de la ciudad desde hace muchos años.

El director de la SEDESOL en Victoria, Mario Arizpe Martínez, reconoció que los parques de barrio, no han estado a salvo de los jóvenes sin oficio ni beneficio que abundan en la periferia de la ciudad.

“Si, sin duda como todo en algunas ocasiones hemos tenido problemas, pero son hechos aislados,  la gran mayoría como son vecinos se respetan, incluso se han integrados comités sociales  que se hacen cargo de llevar el control en los accesos y el comportamiento como debe de ser”, indicó.

Refirió que es inevitable que existan daños, ya que son miles las personas que visitan estos espacios cada semana, “los parques de barrio, se han convertido en una de las principales alternativas para la recreación de decenas de familias, y por lo mismo debemos cuidarlos”.