Ciudad Victoria, Tamaulipas.- La Procuraduría Federal del Consumidor en Tamaulipas le puso lupa a las básculas de las 38 bodegas de sorgo que hay en San Fernando.

Este es un programa de calibración de largo alcance en el que la dependencia federal debe verificar que las 79 básculas que hay estén funcionando adecuadamente.

El delegado de la Profeco, Felipe Garza Narváez, dijo que este operativo se impulsa a partir de que es embodegada la producción.

Explicó que el procedimiento consiste en colocar sobre la balanza el camión conocido como tara para conocer, primero el peso del la unidad; posteriormente es cargado con 20 o 25 toneladas de sorgo en tres posiciones diferentes de entrada y salida y luego se determina si el peso es correcto.

En este sistema de medición trabajan inspectores enviados de la Profeco que verifican las básculas y colocan los hologramas de la dependencia luego de constatar que están funcionando adecuadamente.

vmp