Por: Enrique Jonguitud

Ciudad Victoria, Tamps.- Las prácticas de la Iglesia Católica pierden terreno en la actualidad y los fieles desdeñan tradiciones como el Miércoles de Ceniza y la Cuaresma, afirmó Antonio González Sánchez, Obispo de la Diócesis de Victoria.

Al afirmar que la asistencia a las parroquias ha disminuido, señaló: “muchos católicos ya se olvidaron de las prácticas religiosas. Ya prácticamente nos conformamos con venir el domingo a misa”.

El líder eclesiástico consideró que la causa de este fenómeno es que “el mundo que ha cambiado, las cosas de Dios ya no llaman tanto la atención, tenemos tantas distracciones, y en los jóvenes se nota ese alejamiento de Dios”.

González Sánchez afirmó que ese desinterés fue evidente este año, cuando comenzó la celebración de la Cuaresma: “con el Miércoles de Ceniza antes eran unas filas enormes y ahora ya han bajado”.

También subrayó: “en mi concepto el ayuno ya se nos ha olvidado a pesar de que la Iglesia nos lo puso bien facilito, Miércoles de Ceniza y Viernes Santo”.

El Obispo destacó que se puede comer carne en viernes de Cuaresma, siempre y cuando se hagan acciones de compensación.

“Que hagas una penitencia, una obra de caridad, una obra de misericordia o dejes de comer algo que te guste mucho”, puntualizó.