Moscú.- El presidente ruso, Vladimir Putin, se mostró este martes dispuesto a ratificar la integración de la Península de Crimea en Rusia, haciendo caso omiso de las sanciones occidentales decretadas la víspera contra Moscú.

Putin hablará en el Kremlin ante las dos cámaras del Parlamento ruso, los dirigentes de las regiones y representantes de la sociedad civil, dos días después del triunfo aplastante en Crimea de un referendo de adhesión a Rusia, informó AFP.

El Kremlin ha adelantado ya que el jefe de Estado está dispuesto a ratificar un acuerdo que prevé la reintegración en Rusia de la Península de Crimea, entregada a Ucrania por el dirigente soviético Nikita Jruschov en 1954.

La Duma, cámara baja del Parlamento ruso, ha adoptado una declaración de apoyo al pueblo de Crimea, prometiendo «garantizar la seguridad» de los crimeos «independientemente de su origen étnico, su lengua y su religión», así como la estabilidad económica de la región, que la víspera anunció la adopción del rublo como moneda oficial. El grivna, la moneda ucraniana utilizada hasta ahora, será aceptada en paralelo hasta el 1 de enero de 2016.

Kiev ha pedido a la comunidad internacional que no reconozca la independencia de Crimea, proclamada el lunes por las autoridades de esta península rusófona, ni su futuro acuerdo con Rusia. Además, el gobierno de Ucrania ha movilizado parcialmente sus fuerzas armadas.

Putin firmó el lunes por la noche un decreto por el que reconoce la independencia de Crimea, etapa previa a un acuerdo de integración en Rusia.