(AGENCIAS)El Senado aprobó la creación de una comisión especial de seguimiento al caso de Oceanografía, luego de que Acción Nacional condicionó la discusión de la reforma secundaria energética hasta que no se aclare si hubo irregularidades y qué sucedió, así sea contrato por contrato, pues el fraude que denunció Banamex ocurrió ya en la actual administración y por ello no pedirán impunidad, pero tampoco van a permitir linchamientos o chivos expiatorios.

De entrada, el coordinador del PRD, Miguel Barbosa, abrió la posibilidad de que el ex presidente Felipe Calderón sea “invitado” como un ciudadano que es ahora a dar su opinión de este caso, aunque el priista Emilio Gamboa atajó que al ex presidente se le puede llamar ante instancias legales, pero el Senado no lo hará.

El PRD tenía previsto subir a tribuna un punto de acuerdo para demandar la creación de una comisión especial —la primera en el Senado— para seguir este caso, al aseverar Barbosa que no puede pasar como un asunto entre particulares, pues se trata de un fraude al erario y ya hay un rescate.

Aunque inicialmente el PRI se había opuesto a que el Senado cree este tipo de comisiones, el propio Gamboa comunicó a Barbosa que estaba de acuerdo, luego de que los panistas convocaron a conferencia de prensa para dar a conocer que respaldarían la petición del PRD.

Sin la presencia de su coordinador, Jorge Luis Preciado, los panistas reclamaron en la conferencia que la investigación al caso Oceanografía vaya a fondo.