México (Agencias).- La mayor carga fiscal de este año ha afectado la demanda agregada, sin embargo aún no hay elementos suficientes para recortar el pronóstico de crecimiento económico del país para 2014, de 3.9 por ciento, afirmó este jueves el secretario de Hacienda, Luis Videgaray.

La demanda agregada es la cantidad de bienes y servicios que las familias, las empresas, el gobierno y el resto del mundo pueden y desean obtener a un determinado nivel de precios y en un periodo determinado en el país.

Durante su participación en la cumbre económica de Bloomberg en México, el funcionario dijo que cualquier modificación sería prematura, por lo que se debe esperar a conocer la cifra de crecimiento de los tres primeros meses para, en dado caso, realizar algún cambio.

Videgaray bromeó con los asistentes para defender la mayor carga tributaria a las bebidas azucaradas: “Estamos utilizando a los impuestos para provocar cambio de hábitos en el consumo de los mexicanos… a partir de enero tomamos menos coca”.

Dijo estar optimista ante algunas cifras económicas positivas como el dato de empleo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) correspondiente a febrero y la cifras industriales favorables en Estados Unidos.

Destacó el compromiso de cumplir de manera oportuna con las necesidades de financiamiento del Gobierno, de ahí las emisiones de deuda recientes en dólares y libras.

El déficit público de 1.5 por ciento respecto al PIB para este año también compensará la debilidad, aunado a que el gasto público ya creció 20 por ciento anual en enero y febrero.

«Habrá una recuperación gradual… el  Gobierno de la República está haciendo su parte con la política contracíclica” puntualizó.

México, fuerte ante volatilidad global

La volatilidad que ha afectado al peso, derivada de los ajustes de política monetaria de la Reserva Federal (Fed) luego de las inyecciones de liquidez no convencionales que implementó desde 2008 han generado una depreciación cercana de 2 por ciento en el peso frente al dólar en lo que va del año, no obstante, Videgaray indicó que México sobresale entre los emergentes debido a sus fundamentales económicos

En este contexto destacó el bajo déficit de la cuenta corriente, una calificación crediticia superior a la de América Latina y un buen manejo de deuda.

“El peso está funcionando bien para aislar a la economía real de movimientos abruptos y la libre flotación le ha servido a la estabilidad”.

Agregó que a pesar de las pérdidas, el desempeño del peso es mejor que el resto de otras divisas emergentes como el real, que se ha depreciado 16 por ciento ante el dólar. Pero advirtió que el gobierno estará atento a  los episodios de volatilidad.

ejb