Chiapas.- Decenas de campesinos del poblado Santa Rita, El Invernadero, se enfrentaron con empleados de la presidencia municipal de Las Margaritas, Chiapas, al intentar llevarse retenido al alcalde Jorge Luis Escandón Hernández, del Partido de la Revolución democrática (PRD).

Los labriegos llegaron al ayuntamiento para reclamar la falta de construcción de un camino prometido por el edil y ante la negativa de éste, fue amarrado con lazo de las manos y obligado a salir del inmueble, posteriormente atado a una camioneta fue arrastrado varias cuadras en la cabecera municipal de Las Margaritas.

Ante la agresión, los empleados de la presidencia municipal y campesinos tojolabales de la comunidad Santa Rita El Invernadero se enfrentaron con palos, tubos y cualquier objeto contundente que encontraron a su paso.

Elementos de la Policía Estatal lograron rescatar al alcalde, sin embargo, varios funcionarios del Ayuntamiento fueron retenidos y llevados a una comunidad de la región de las cañadas.

Por lo menos once personas fueron detenidas luego de la agresión al edil Jorge Luis Escandón Hernández, quien resultó con golpes contusos y escoriaciones debido al arrastre, y fueron presentados ante el ministerio público para deslindar responsabilidades.

En tanto, el presidente municipal fue revisado por peritos médicos.

Un grupo de la Policía Estatal Preventiva se encuentra en la cabecera municipal y realiza patrullajes en las calles para prevenir más incidentes.

Otros casos de agresiones a ediles de Chiapas

En julio pasado, El alcalde de Huixtán, Javier Sebastián Jiménez Sántiz, y el síndico Luis Ton, fueron retenidos y vestidos de mujer en la comunidad de Spuilhó, perteneciente a ese municipio, como castigo por no cumplir con sus compromisos en materia de obra pública.

Los habitantes del poblado de Puerto Rico retuvieron a ambos funcionarios, también militantes del Partido de la Revolución Democrática, para demandar la entrega de más de cuatro millones de pesos para la construcción de viviendas.

El representante de los inconformes, Jerónimo de Meza Hernández, dijo que de acuerdo con expedientes técnicos, la administración de Jiménez Sántiz debió suministrar a la comunidad un presupuesto de más de 12 millones de pesos, pero únicamente entregó ocho millones.

En junio de 2018, Habitantes enardecidos de la comunidad de Ochusjob del municipio de Tzimol, Chiapas, retuvieron y golpearon al presidente municipal de extracción priista, Jorge Martín Gordillo Argüello, para exigirle soluciones al problema de contaminación en su localidad.

Los inconformes llegaron al palacio municipal para reprocharle al alcalde la construcción de un drenaje que desemboca en el río San Vicente que alimenta al pueblo de Ochusjob.

Los enardecidos pobladores en cuanto se dieron cuenta de la presencia del edil, lo retuvieron y comenzaron a golpear, desgarrándole la ropa y obligándolo a caminar por la plazuela del municipio.

Golpeado y exhibido con la camisa rota en la plaza central, el alcalde firmó un compromiso para empezar a resolver el problema a partir del miércoles 20 de junio de ese año. Según el acuerdo, a partir de ese día, tenía un mes para terminar los trabajos del drenaje.

Los ejidatarios denuncian que se han contaminado las cascadas de El Chiflón y Velo de Novia, lugares altamente turísticos.

Entre gritos y abucheos reclamaron al edil la construcción del Sistema de Drenaje, pues al parecer lo hizo sin tomar en cuenta la contaminación al medio ambiente, obra que presuntamente salió en varios millones de pesos y que “de seguro se quedó con gran parte de ese dinero”, acusaron.

Después de varias horas, los campesinos se retiraron con la advertencia de que las autoridades municipales tendrían que solucionar el problema de contaminación de inmediato pues, denunciaron, está provocando infecciones estomacales y problemas de la piel a los habitantes del lugar:.