El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó este jueves no estar satisfecho con el dictamen aprobado por la Cámara de Diputados para crear la Guardia Nacional debido a que se eliminó un artículo transitorio que permitiría al Ejército y la Marina realizar tareas de seguridad mientras se consolidaba la formación de dicho grupo.

«Había un artículo transitorio que se propuso y fue eliminado del proyecto (…) Que durante un tiempo en lo que consolidamos la Guardia Nacional pueda el Ejército y la Marina ayudarnos. Entonces se quitó ese transitorio”, dijo en conferencia de prensa.

López Obrador aseguró que con esa eliminación la Guardia Nacional «prácticamente va a quedar igual como si fuera una reedición de la Policía Federal que como sabemos no funcionó».

Por ello, subrayó «no estar satisfecho» con lo aprobado por la Cámara de Diputados durante la sesión del miércoles y pidió al Senado de la República reintegrar el transitorio eliminado.

«Nosotros tenemos que pedir respetuosamente a los senadores que se contemplen temas que fueron eliminados en la aprobación, sobre todo con la participación de las Fuerzas Armadas en el proceso de capacitación, de formación y que la definición con claridad sobre la facultad de las Fuerzas Armadas para intervenir en asuntos de seguridad pública», señaló.

En la sesión del miércoles, la Cámara de Diputados aprobó con 348 votos a favor, 108 en contra y cuatro abstenciones, en lo general y particular, la reforma constitucional para crear la Guardia Nacional.

El artículo al que hizo referencia el presidente es el Quinto Transitorio que creaba un régimen de excepción que permitiría al Ejército y a la Marina participar en tareas de seguridad pública.

De acuerdo con el artículo 129 de la Constitución, al Ejército no puede realizar dichos trabajos en tiempos de paz.

“Los miembros de la policía militar y naval adscritos a la Guardia Nacional quedan exceptuados de la prohibición a que se refiere el artículo 129 de esta Constitución”, indicaba el transitorio.

El transitorio también postergaba la adscripción de la Guardia Nacional a la Secretaría de Seguridad Pública por cinco años, señalando que en ese período este cuerpo quedaba a cargo de la Secretaría de la Defensa Nacional.