París (Agencias).- El presidente Enrique Peña Nieto expresó el respaldo de México a Francia, “cuna de las libertades, la igualdad, la fraternidad y los derechos humanos”, tras los atentados registrados en París el pasado 13 de noviembre.

Ante la barbarie y la intolerancia que permea el mundo “sólo cabe la unidad y la fraternidad internacional”, dijo ante el pleno de la Conferencia de Partes Sobre Cambio Climático (COP21) que se lleva a cabo en Le Bourget, un aeropuerto privado a las afueras de París.

En lo que fue su primera intervención en el encuentro de las Naciones Unidas, Peña Nieto fijó su postura ante los recientes atentados en París por parte de miembros del Estado Islámico (EI) que en uno de sus recientes videos identificó a México como país aliado de Francia y enemigo del EI.

Dijo el mandatario mexicano:

“Junto a Francia y los franceses estamos todos los países y sociedades que creemos en la vida, en la libertad y en la democracia. En esta oportunidad reitero al pueblo y al gobierno franceses nuestro respaldo así como nuestra solidaridad con los familiares de quienes fallecieron en estos hechos”.

Bajo el liderazgo de Francia, abundó, la comunidad internacional participa en una de las iniciativas más relevantes de Naciones Unidas para enfrentar el cambio climático con un acuerdo efectivo, justo y audaz.

En este sentido, siguió, México no podía faltar a esta cita “histórica” por dos razones: “porque es un actor que asume su responsabilidad global y porque es un país especialmente vulnerable a los efectos de este fenómeno mundial”.

Recordó el caso más reciente, el huracán “Patricia”, que fue calificado como el más fuerte de la historia y aunque no golpeó a México con la intensidad que se esperaba, mostró las consecuencias y los riesgos asociados al cambio climático.

“Fenómenos como este, cada vez más frecuentes, extremos y peligrosos, demuestran la urgencia de un compromiso global, dinámico, de largo plazo y con objetivos concretos”, señaló Peña Nieto.

El mandatario consideró que las naciones del mundo deben unirse para alcanzar un acuerdo que revierta el cambio climático, lo que –dijo—es posible sin frenar el desarrollo económico y social.

“Tenemos que unirnos para transitar hacia economías bajas en carbono y construir un mundo resiliente.

“Actuemos ya, asumamos el reto, seamos la generación que tomó las decisiones necesarias para consolidar un desarrollo sostenido. Hagamos del 2015, el año del planeta”, pidió.

La COP21, subrayó, debe decidir “en qué mundo queremos vivir, y qué calidad de vida queremos para el siglo XXI”.

Y destacó que México fue el primer país en desarrollo en presentar ante las Naciones Unidas compromisos concretos bajo la premisa de que “es posible crecer económicamente para generar bienestar social, al tiempo que cuidamos nuestro medio ambiente”.