México, DF. (Agencias).- Como ha ocurrido con las otras minutas que conforman la reforma hacendaria, el senador del PRD, Armando Ríos Piter, votó anoche con el PRI durante la discusión en comisiones del dictamen de la miscelánea fiscal, que se aprobó por ello la madrugada de hoy, en lo general, con diez votos a favor y nueve en contra.

El senador del PT, Marco Antonio Blásquez, votó también en abstención y propuso al PRI avalar también esa miscelánea fiscal, si los priístas y sus aliados del Verde, aceptan que se elimine de la misma, la homologación del IVA en la frontera. Fue el único artículo que se debatió en lo particular, pero los del tricolor se mantuvieron en su postura, por lo que la votación quedó en un empate de 10 a 10 y hoy se resolverá ante el pleno.

La argumentación de Ríos Piter, en consonancia con la postura del PRI, contrastó con la de sus compañeros Dolores Padierna, Alejandro Encinas y Mario Delgado, quienes adelantaron que votarán en contra de esa reforma, que es regresiva y lesiona a los trabajadores.

Incluso el panista Francisco Domínguez confrontó a Ríos Piter y rechazó que la reforma “represente la oportunidad para acotar en el país los nichos de privilegio y sectores que por su capacidad de influencia se les quitan gravámenes y generan desigualdad”, como lo aseguró el perredista.

Sostuvo que en el sector agrícola y pecuario es donde una parte de esos grandes consorcios  ganan sobre los impuestos y gasto público, ya que tienen mercados que funcionan monopólicamente, lo que incrementa la brecha de la desigualdad.

Domínguez, que es productor pecuario, lo rechazó. Dijo que pequeños y grandes productores van a resultar perjudicados. Esta es una reforma regresiva y recaudatoria de impuestos, “aún cuando estamos en una desaceleración económica, por eso esperaremos los resultados el año que entra, para ver quién cometió el error”, recalcó.

Sin confrontarse con Ríos Piter, sus compañeros de bancada rechazaron también sus aseveraciones. Es falso que se grave a los millonarios eso es “puro discurso, es mucho ruido y pocas nueces” porque a quienes le están cargando los impuestos es la clase media y a los trabajadores y, por ello, se trata de una iniciativa “mentirosa y falsa”, recalcó Padierna.

Igualmente, el senador Encinas sostuvo que la reforma fiscal no rompe con el “molde tradicional” de la política hacendaria, que ha ocasionado graves problemas de inequidad, pobreza y desigualdad en el país. Es decir la estructura central de la política fiscal no se modifica sino que tiende a “agravar más severa y profundamente a los sectores medios y a la clase trabajadora”.

Advirtió que esta miscelánea fiscal romperá con “uno de los precarios equilibrios que había en la relación obrero-patronal”, pues elimina la deducibilidad del 100 por ciento de las prestaciones sociales como el aguinaldo y los fondos privados de pensión, incluso, a las aportaciones de los trabajadores que cubren los patrones.

Padierna recalcó que debido a la situación macroeconómica que es “muy adversa” y “con la economía en cero, a punto de entrar en recesión”, no es aconsejable aumentar impuestos sino mejorar la efectividad de la  recaudación que se tiene.

El también perredista Mario Delgado Carrillo puntualizó que actualmente la generación de empleo es 33 por ciento menor a la del año pasado, asimismo el salario de los trabajadores sigue en picada y la productividad laboral suma el mayor declive en cuatro años, “por lo que el primer año de gestión económica de este gobierno ha sido desastrosos y nos tienen al borde de la recesión económica debido a malas decisiones y la ineficacia del gobierno”.

En igual sentido, el senador del PAN, Héctor Larios, manifestó que muchas las medidas fiscales que se proponen en esta reforma “atentan directamente contra el empleo” como la no deducibilidad total de las prestaciones sociales.

La discusión en las comisiones de Hacienda y de Estudios Legislativos Segunda, concluyó después de las dos de la madrugada. El debate se trasladará hoy al pleno del Senado.