México, 30 Oct (Notimex).- La Cámara Diputados aprobó en lo particular y general la minuta de la Ley de Ingresos de la Federación 2015 por 375 votos a favor, cuatro abstenciones y 33 en contra.

Con ello el pleno aceptó la propuesta de la colegisladora de reducir dos dólares el precio del barril de petróleo para pasar de 81 dólares a 79, debido a la incertidumbre del precio internacional de los hidrocarburos.

Con los ajustes realizados anoche por el Senado de la República ahora se espera captar en los recursos petroleros un billón 195 mil 806 millones de pesos, es decir, 23 mil 439 millones de pesos de diferencia.

El documento avalado establece ingresos por cuatro billones 694 mil 677.4 millones de pesos, que representan 18 mil 440.3 millones más que en la propuesta enviada por el Ejecutivo federal.

Sin embargo los legisladores no modificaron la plataforma de exportación de la mezcla mexicana y la mantuvieron en 2.4 millones de barriles diarios.

La discusión del tema inició a las 11:55 horas, con la fundamentación del dictamen por el presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, Damián Zepeda Vidales, quien explicó que la colegisladora consideró necesario modificar el precio del barril del petróleo de 81 dólares a 79 dólares.

Indicó que la modificación implica ocho mil 273 millones menos a lo aprobado por la Cámara de Diputados. El déficit de las empresas productivas del Estado deberá ajustarse, así como los montos relativos de las transferencias al Fondo para la Estabilización del Petróleo.

El Proyecto de Decreto de Ley de Ingresos para el Ejercicio Fiscal de 2015 que aprobó la Cámara de Diputados, consideró en su momento incorporar los efectos de diversos eventos económicos internacionales.

Ello, modificando las variables económicas como el tipo de cambio, que se ajustó de 13 a 13.40 pesos por dólar, el precio del barril de petróleo que pasó de 82 a 81 dólares.

Lo que resultó en recursos totales, precisó, por cuatro billones 702 mil 951 millones de pesos, 26 mil 713 millones de pesos más respecto a lo propuesto por el Ejecutivo federal; 20 mil 521 millones de pesos más por ingresos petroleros.

Asimismo, 18 mil 92 millones de pesos más, resultado del incremento en ingresos tributarios y no tributarios provenientes de medidas de eficiencia recaudatoria y del incremento en aprovechamientos, que son los ingresos que recibe el Estado por funciones de Derecho Público.

En ese momento también se aprobó una recaudación federal participable por dos billones 310 mil 415 millones de pesos, mayor en dos mil 238 millones de pesos respecto a lo que propuso el Ejecutivo en su iniciativa.

Asimismo, se estimaba obtener recursos por impuestos por 1.9 billones de pesos, destacando Impuesto Sobre la Renta (ISR) con un billón 53 mil millones de pesos, IVA con 703 mil millones de pesos y el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) en 151 mil 700 millones de pesos.

La minuta de la colegisladora considera modificaciones en diversos rubros, derivado de ajustar el precio del barril e incorporar la evolución de los mercados internacionales en los días recientes, lo que dio origen a que la tabla de ingresos sea recalculada, generando cambios, entre los cuales destacan los siguientes:

“Con base en lo establecido en el Artículo 31 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, actualizar el pronóstico del precio ponderado acumulado del barril petróleo crudo de exportación para el año 2015, ajustándolo de 81 dólares a 79 dólares por barril.

Derivado de lo anterior, los ingresos del gobierno federal por impuestos aumentaron 15 mil 166 millones de pesos, pasando de un billón 963 mil millones de pesos a un billón 978 mil millones de pesos.

Ello como consecuencia de que el IEPS, que se estimaba en una pérdida recaudatoria de menos nueve mil 308 millones de pesos, pasa a una recaudación por cinco mil 857 millones.

Esto se da en razón de que cuando el precio internacional del petróleo disminuye, el valor de las importaciones de gas y petrolíferos también lo hace, reduciendo el diferencial de precios.

La Cámara alta adecuó las estimaciones de ingresos para 2015 con respecto a dicha variable, proyectando obtener ingresos presupuestarios por un total de cuatro billones 694 mil 677 millones de pesos, ocho mil 273 millones menos a lo aprobado previamente, que es el ajuste que se da a la baja en la Ley de Ingresos.

De tal manera, agregó, los ingresos del gobierno federal pasan de dos billones 906 mil 192 millones a dos billones 904 mil 11 millones de pesos, lo que significa una reducción de dos mil 180 millones de pesos, respecto del proyecto que la Cámara de Diputados remitió al Senado de la República.

En cuanto a los Ingresos Petroleros, expuso, que con este ajuste se esperan recursos por un billón 195 mil 806 millones de pesos, es decir, 23 mil 439 millones de pesos de diferencial.

Es importante mencionar que derivado de los ajustes mencionados, los ingresos de Pemex por venta de petróleo se reducen en seis mil 93 millones de pesos, quedando en 439 mil 706 millones de pesos, aclaró.

Como parte de la reducción en el valor de las ventas de Petróleos Mexicanos (Pemex), las transferencias al Fondo Mexicano del Petróleo también se reducirán en esa misma cantidad, con lo que estarían por un monto estimado de 745 mil millones de pesos.

Asimismo, insistió, para hacer frente a la reducción de los ingresos por ventas de Pemex, es necesario ajustar en la misma cantidad el déficit de las empresas productivas del Estado, restándolo del endeudamiento interno del gobierno federal, es decir, un ajuste dentro del mismo techo.

No obstante, aclaró, que gracias a que el IEPS a las gasolinas y diesel se ajusta a la alza, la Recaudación Federal Participable que se destina a las entidades federativas aumentó en dos mil 503 millones de pesos, quedando en dos billones 312 mil 918 millones de pesos.

Como consecuencia de la nueva estimación de los ingresos de Pemex, la colegisladora ajustó los montos de las transferencias mensuales que la empresa deberá realizar al Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo por concepto de ISR de los contratos de utilidad compartida.

Lo anterior, a fin de que, a valor anualizado, la empresa transfiera al Fondo un monto de 424 mil 121 millones de pesos, lo que es menor en 10 mil 736 millones de pesos a lo anteriormente aprobado.