La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) atiende el derrame de aproximadamente 1,200 galones de jales de la mina “El Rosario”, perteneciente al consorcio canadiense Great Panther Silver, complejo dedicado a la extracción de oro y plata ubicado en el municipio de Guanajuato, Guanajuato.

Personal de la Delegación Federal de la PROFEPA en el estado se trasladó al lugar del incidente para realizar una visita de inspección en materia de residuos peligrosos, contaminación de suelo y agua,  por el derrame, el cual ocurrió al interior de las instalaciones de la empresa minera.

El evento se presentó en el área de flotación de la planta de beneficio, al reventarse un tubo de 8 pulgadas de diámetro que conduce el residuo o jal minero mediante bombeo a la presa de jales, que se ubica aguas arriba de ese sitio. La mina está en la orilla de la zona urbana del municipio de Guanajuato.

Se calcula que se derramaron 1,200 galones de jales, de los cuales se recuperaron 840 en piletas de contención, mientras que  360 galones se derramaron: la mitad hacia la carretera y el 50 por ciento restante al Río Cata.

Cabe mencionar que los jales que llegaron a la carretera fueron recuperados con arena y tierra, materiales  que lograron absorberlos y posteriormente se depositaron en el patio de mineral de la planta.

Los que alcanzaron el cuerpo de agua  fueron arrastrados,  por lo que, en el marco  de la visita de inspección,  se tomaron muestras del agua del río para verificar su probable contaminación.

La PROFEPA  abrirá un procedimiento administrativo en el que  se ordenará la caracterización del sitio contaminado, así como su eventual remediación a través de un programa que  tendrá que ser autorizado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).

 

ALEMM