México (Agencias).- La ola de violencia que se ha registrado en los últimos años, potencializada por la debilidad de las instituciones encargadas de combatirla y las violaciones a las garantías individuales, tienen sumido al país en una “grave crisis humanitaria” sostuvo el subprocurador de Derechos Humanos de la Procuraduría General de la República (PGR), Ricardo García Cervantes.

En el marco del foro “Los Derechos Humanos en el Nuevo Bloque de Constitucionalidad”, que forma parte de los espacios de análisis para la elaboración del Plan Nacional de Desarrollo 2013-20018, el funcionario de la PGR sostuvo que en la administración anterior se atacó la delincuencia usando la fuerza, pero sin una estrategia integral.

“Es necesaria una justicia restaurativa en el país por el momento inédito que estamos viviendo; no tengo empacho en calificar que se trata de una grave crisis humanitaria si tomamos en cuenta por ejemplo, la dimensión de las desapariciones en México”, apuntó el subprocurador quien además fue legislador del PAN en el sexenio pasado.

Ante representantes de organizaciones ciudadanas, García Cervantes apuntó que es necesario diseñar una estrategia que mantenga la persecución de los delitos, pero bajo una estricta visión de respeto a los Derechos Humanos, y enfocada también en tareas de prevención y atención a los ciudadanos.