MORELIA, Mich., abril 21 (EL UNIVERSAL).- El gobernador del estado, Fausto Vallejo Figueroa, dijo que aún quedan sorpresas en la captura y detención de figuras públicas que están siendo investigadas por corrupción o presuntos nexos con el crimen organizado.

«Yo no meto las manos para direccionar ninguna situación», aseguró, al ser cuestionado sobre su opinión en el proceso que se le sigue a personajes como el alcalde de Apatzingán, Uriel Chávez Mendoza y el ex secretario de gobierno Jesús Reyna García, ambos de su partido, el PRI.

En este sentido señaló que las instituciones federales de seguridad y justicia «hacen su trabajo y espero que no vayan a caer en injusticias, ni a cometer el ridículo de otras administraciones como con el michoacanazo».

En este sentido aseveró que su partido, el PRI, «está asumiendo su responsabilidad, sin distingos partidistas.

«No se confundan, quienes están haciendo estas acciones no son los partidos de oposición, sino un gobierno emanado del PRI que está asumiendo su responsabilidad sin distingos», enfatizó.

Una vez más Vallejo Figueroa se negó a opinar sobre el proceso que se le sigue a su ex secretario de gobierno, Jesús Reyna García, y externó que «ojalá, por el bien de todos y del propio estado se pueda clarificar la situación.

El gobernador y su familia, indico, así como los cinco millones de michoacanos debemos sujetarnos a la ley y su aplicación, «por lo que el compromiso con la federación es cero impunidad, hay que transparentar y rendir cuentas, no es sencillo y habrá muchas sorpresas también», expresó.

Al inaugurar el Centro de Capacitación y Profesionalización del Gobierno de Michoacán, llamó además a «no confundir la política con la intriga y estar al pendiente de que no se traten a partir de elementos de manchar a gente por mancharla, porque es muy delicado».

ejb