México.- Este día, el empresario Gustavo Jiménez Pons se presentó en las oficinas del Presidente Electo Andrés Manuel López Obrador, para presentar su propuesta de compra del avión presidencial: ofrece pagar hasta mil 900 millones de pesos por el.

Jiménez Pons dijo que le interesa adquirir la aeronave denominada TP01 “José María Morelos y Pavón”, porque será hasta 2020 cuando se conseguirán en el mercado y pretende utilizarla como taxi aéreo VIP, a un costo de 20 mil pesos la hora, en su empresa “JBS Air Enterprise”.

Por su parte, el pasado 11 de julio Andrés Manuel López Obrador reveló que su equipo ya busca contactos con la empresa Boeing para dialogar sobre la venta del avión presidencial.

El virtual Presidente electo señaló que no se busca obtener ganancias con la transacción, sino simplemente venderlo en lo que costó.

En la carta que Jiménez Pons entregó a Leticia Ramírez, encargada de atención ciudadana de López Obrador, el empresario señala que se dedica a los servicios de taxis aéreos, y  propone que el presidente electo pueda hacer uso del avión presidencial y que el gobierno solo pague los gastos de vuelo y operación de la aeronave.

Además, se interesan en tener en arrendamiento las instalaciones del denominado hangar presidencial para tener la aeronave en dicho espacio y de ser posible subcontratar los servicios del personal que da mantenimiento al TP01.

La propuesta incluye representar al gobierno para comercializar las demás aeronaves de la flotilla de la administración federal, así como la compra de alguna de estas.

Cabe señala que Gustavo Jiménez Pons que es sobrino de Rogelio Jiménez Pons, próximo titular de Fonatur, aunque enfatizó que su relación familiar está distanciada.